En la entrada anterior del blog, ¿relevadores?, ¿qué es eso?, explicamos qué es un relevador y el principio de funcionamiento de los de tipo electromecánico. Clic aquí si aún no lo has leído.
Sin embargo, es probable que aún tengas la duda, ¿para qué sirve un relevador?

Entre otras cosas, nos permiten controlar la conexión y desconexión de cargas eléctricas de forma remota, a través de señales de control que comúnmente operan en baja tensión con el objetivo de preservar la integridad de los operadores.

Veamos algunos ejemplos de aplicación:

Tarjetas de desarrollo

En el mundo de la electrónica existen múltiples fabricantes de estas famosas tarjetas de desarrollo, las cuales permiten generar prototipos de una forma más rápida y amigable. Sin embargo, una de sus limitaciones es que sus salidas digitales entregan señales entre 0 y 5 Vcc, sin mencionar que la corriente es de unos pocos miliampere (mA). Este es un problema, ya que el propósito de los prototipos será controlar la conexión de circuitos eléctricos de gran potencia como motores, bombas o sistemas de iluminación. En estos casos se requiere hacer uso de relevadores cuya bobina funcione con las señales de baja tensión que entregan las tarjetas, y conectar la carga a través de sus contactos.

 

Finder recomienda:

Serie 30: de dimensiones contenidas y gracias a sus contactos con recubrimiento de oro, son aptos para transmitir pequeñas señales de control de apenas 10 mW.

Serie 34: relevadores ultra-delgados de 5 mm de espesor y bajo consumo para aplicaciones generales.

Serie 40: disponible en variantes de 1 o 2 contactos, es posible conectar motores monofásicos de 120 V AC de hasta 1/3 HP.

Placas de circuito impreso

Una vez que el prototipo ha pasado con éxito la fase de pruebas, se debe realizar una placa de circuito impreso o PCB (Printed Circuit Board) que contenga definitivamente los componentes electrónicos.
En ocasiones, es necesario reemplazar los relevadores, ya que sufren el desgaste natural de sus contactos. Para facilitar esta tarea, Finder cuenta con bases soldables en PCB que permiten el cambio sin necesidad de utilizar soldadura:

 

 

Serie 90: bases de ocho u once pins para relevadores serie 60 o temporizadores serie 88.

Serie 93: base para relevadores serie 34.

Serie 94: base soldable para relevadores serie 55.

Serie 95: bases para relevadores serie 40.

Entradas y salidas de PLC

Entre las muchas aplicaciones industriales para los relevadores, encontramos las interfaces para las entradas y salidas de los controladores lógicos programables o PLCs.

A pesar de que normalmente las salidas son a relevador, y por lo tanto pueden conectar cargas de cierta potencia, estas no son reemplazables en caso de un problema como un corto circuito, lo que implica la pérdida total de la terminal. Una recomendación para prolongar la vida útil de estos controladores es el uso de interfaces o relevadores de interposición.

En Finder contamos con la gama MasterIN, dedicada a este propósito. Entre las más representativas tenemos:

 

Serie 39: interfaces ultra-delgadas para riel DIN. Cuentan con accesorios que facilitan la conexión, organización e identificación dentro del tablero.

Serie 48: mismas bondades de la serie 40, listas para el montaje en riel DIN.

¿Quieres conocer toda la gama MasterIN? Mira el siguiente video: