En la entrada anterior hablamos sobre los tipos de contactos que podemos encontrar en un relevador, así como de la nomenclatura con la que podemos encontrarlos en los catálogos de los distintos fabricantes que existen en el mercado.

Un detalle de gran importancia en la selección de un relevador apropiado, y que sin embargo dejamos de lado en la mayoría de las ocasiones, es el material de los contactos.

Imagina por un momento que estamos en vísperas de navidad y tienes frío en las manos debido a las bajas temperaturas de la temporada.

¿Qué prenda elegirías para protegerlas?

  • Calcetines con bordado de Santa Claus
  • Guantes de invierno

Aunque es verdad que es posible proteger las manos con unos calcetines, lo cierto es que no están diseñados para usarse de esa manera. Además, estaríamos limitando nuestra movilidad.

Lo más lógico es elegir los guantes ya que fueron creados para proteger nuestras manos del frío sin sacrificar nuestra destreza para manipular objetos.

Algo similar ocurre con las cargas eléctricas. Si bien es cierto que el material estándar se desempeña relativamente bien en la mayoría de las ocasiones, existen otros que son más adecuados dependiendo de cada situación.

Veamos las opciones que encontramos en el catálogo de Finder:

AgNi o Plata-Níquel
Este es el material “estándar” que mencionamos previamente.

Como el nombre lo sugiere, es una combinación de plata y níquel en una concentración 90/10 (90% plata, 10% níquel).
Es económico e ideal para la mayoría de las aplicaciones con cargas resistivas y algunas débilmente inductivas.

Las interfaces con relevador electromecánico, llevan este material en sus contactos ya que su principal aplicación es conmutar señales de entrada o salida de controladores, como los PLCs.

AgCdO o Plata-Óxido de Cadmio
Este es un material que ha sido ampliamente utilizado desde hace más de 50 años debido a su gran resistencia con cargas tipo inductivas y de motores. Sobre todo por su capacidad para evitar la fusión de los contactos causados por los altos picos de corriente generados durante el arranque de motores o por la conmutación de las bobinas de grandes contactores.


Este material viene por defecto en los relevadores de la serie 66, los cuales son perfectos para aplicaciones en las que se requiere el control de motores o bombas monofásicas de 1 o 2 H.P. ya que son más compactos y económicos que un contactor.

AgSnO2 o Plata-Óxido de Estaño

Material de más reciente creación, que ha venido a sustituir en algunas aplicaciones a la plata-óxido de cadmio.
Es el resultado de un proceso de pulverización y sintetización de la plata y el óxido de estaño. Incluso el procedimiento para elaborarlo requiere un control muy preciso.

El resultado es un material con un alto desempeño en la gestión de grandes corrientes pico producidas principalmente por los capacitores de corrección del factor de potencia que se encuentran en los balastros asociados con las lámparas fluorescentes y de descarga de gas. También las lámparas CFL o de tecnología LED producen altos picos de corriente al encendido.

Toda la gama de soluciones para el control de iluminación de Finder lleva este material por defecto. Desde los telerruptores, pasando por los detectores de movimiento, hasta el actuador de 6 salidas del sistema KNX.

AgNi + Au o Plata-Níquel con flash de oro

En el otro extremo tenemos situaciones en las que se requieren contactos de baja resistencia que permitan la conmutación confiable de cargas bajas.
Para ponerlo en términos simples, entre más pequeñas sean las tensiones y corrientes que se deben conmutar, más difícil es garantizar una buena conexión entre las superficies de los contactos.


Como recomendación general, se debe evitar utilizar relevadores con materiales de contacto para aplicaciones de potencia ya que las características que los hacen buenos para altas cargas los hacen poco efectivos en la conmutación de cargas bajas.
Para estos casos, se recomienda el uso de la plata-níquel con flash de oro.


Veamos una comparativa entre dos relevadores electromecánicos de la serie 34. Uno con material plata-níquel y otro con plata níquel con flash de oro:

  34.51-0010 34.51-5010
Material de contacto AgNi AgNi + Au
Corriente nominal 6 A 6 A
Tensión nominal 250 V AC-1 250 V AC-1
Carga mínima conmutable 500 mW 50 mW

Conclusión

La selección de un material adecuado para cada aplicación puede evitarnos muchos dolores de cabeza. Por ejemplo, el reemplazo de un relevador en un tiempo considerablemente corto debido a la velocidad de conmutación, que los contactos queden soldados debido al pico de corriente al arranque o que las bajas señales que provienen de un controlador de nivel no sean “detectadas” por el relevador y se desborde el contenedor o la bomba trabaje en vacío.